Si tienes lentillas, seguramente estarás más que familiarizado con estas situaciones que sufren las personas que optan por llevarlas.

 

1.Cuando pierdes una lentilla:

Te estás colocando la lentilla y sabes que en el momento que la lentilla resbala de tu dedo… Necesitarás un milagro para encontrarla.

2.Crees que te has curado:

Vas andando por la calle y de repente te percatas de que ves a la perfección y que has “superado” tu miopía. Luego llega ese momento incómodo en el que te da cuentas de que llevas puestas las lentilla y sigues siendo tan miope como antes.

3.Horas perdidas:

Tardas 10 minutos en colocártelas cada mañana y otros 10 minutos en quitártelas. Eso equivale a 20 minutos al día, más de 2 horas a la semana y más de 9h al mes.

4.Pierdes la cuenta:

Pierdes la cuenta de los días y no sabes si la lentilla que estás usando lleva más tiempo de la cuenta.

5.Pinchacito

Muchas veces al colocar la lentilla, calculas mal y te das un pequeño pinchacito en el ojo y éste se te pone rojo como un tomate.

6.Ese temor de que tus lentillas se salgan:

Vives con el temor constante de que tus lentillas se salgan. Si por algún casual se salieran y las pierdes, tendrías dos opciones: Ir por la vida sin ver nada, o ir con un ojo guiñado todo el tiempo e igualmente no ver.

7.Se te resecan los ojos:

Se te resecan los ojos a menudo y tienes la sensación de tener dos piedras en vez de dos ojos.

 

Desde Grupo Tecnovisión te proponemos la solución. Si quieres liberarte y olvidarte de una vez llevar gafas o lentillas, visítanos en cualquiera de nuestras clínicas y te asesoraremos para que de forma eficaz y segura puedas despedirte de estas situaciones.

Estamos en Sevilla, en Jaén y en Huelva.